domingo, 31 de enero de 2016

NACIDA DEL FUEGO: NORA ROBERTS



La joven Maggie Concannon, poseedora de un carácter independiente, obstinado y temperamental, fruto de una convivencia familiar marcada por la indiferencia y el desprecio de una madre resentida, pero también un reflejo de su tierra natal, la rural y salvaje Irlanda, tiene claro que no está dispuesta a depender de ningún hombre… Sin embargo, su alma soñadora cobra vida en cada una de las delicadas piezas de vidrio que elabora en el taller heredado de su padre… Piezas artísticas en las que Rogan Sweeney, dueño de una galería de Dublín, puede leer como en un libro abierto… Pero ¿pueden tener algo en común la chica de campo y el guapo, culto y elegante hombre de negocios?



¿Les ha pasado eso de que desean con todas sus fuerzas el disfrutar con los libros de un autor y por un motivo u otro eso no ocurre? Bueno, a mí me ha pasado eso con algunos, pero creo que Nora Roberts es el caso que me ha provocado mayor frustración. Sucede que, oh sorpresa, me encanta la novela romántica y sin duda la señora Roberts es uno de los grandes referentes del género, de modo que cuando leí una de sus novelas, cediendo a las recomendaciones de buenas amigas admiradoras de su obra y no solo no me gustó sino que no conseguí empatizar para nada con los personajes, me sentí fatal. Lo intenté una vez más, y lo mismo, así que decidí dejar pasar un tiempo antes de volver a intentarlo. Entonces, en una de esas salidas que, esto tampoco les sorprenderá, terminaron en una librería y vi esta novela con un precio bastante razonable, me dije que podía tratar, que era necesario darle una nueva oportunidad y que si seguía sin conectar con la autora, bueno, tal vez ese fuera nuestro destino. De modo que sin leer la sinopsis ni hacerme muchos dramas, lo llevé para casa y lo empecé con expectativas casi nulas, solo por si acaso. Entonces ocurrió lo inimaginable, o lo que deseaba, pero tampoco quise hacerme muchas ilusiones de que ocurriera para no decepcionarme de nuevo. Me encantó. Tan sencillo y maravilloso como eso. La señora Roberts y yo finalmente congeniamos.



No sé qué fue con seguridad, pero tengo unas cuantas sospechas. Quizá porque me sentí identificada con la protagonista desde la primera página; por su carácter independiente y cabezota, pero sobre todo por su relación con su padre y las circunstancias en las que empieza su historia; fue algo que me tocó mucho y sentí la necesidad de saber qué ocurría con su vida desde ese punto. 

Maggie es una artista del vidrio soplado, tiene un talento maravilloso y ha recibido una excelente formación pese a las trabas que su problemática madre ha puesto en su camino durante toda su vida. Desafortunadamente, como le ocurre a muchos artistas, tiene serios problemas para llegar al público; es ambiciosa y quiere compartir su trabajo, pero su carácter y sus problemas le dificultan un poco el tema. Entonces llega a su vida el dueño de una galería de arte, Rogan Sweeney, que se muestra maravillado de inmediato con su obra y se ofrece a representarla. En un principio a Maggie el tema no la emociona mucho, por sus prejuicios y porque este hombre en particular le inspira no solo desconfianza sino también bastante atracción. Y si bien en circunstancias normales esto no tendría nada de malo, siendo ella joven y soltera, lo mismo que él, en su vida no hay cabida para relaciones amorosas. Y a la pobre motivos no le faltan...



Ajá. Juro que no es una frase hecha. Su padre la llamaba "hija del fuego" porque él y su madre se dejaron arrastrar por la pasión en un inicio, pero luego su matrimonio fue un absoluto desastre. La señora de marras se presenta como una fanática religiosa resentida con la vida y con todas las frustraciones de aquellas personas que culpan a los demás por todos y cada uno de sus propios errores, empezando con su marido y sus hijas. Con todo lo que la pobre Maggie ha visto y experimentado lo raro sería que creyera en el amor. Pero para eso está Rogan, para hacerle ver que los hijos no tienen necesariamente que cargar con los errores de los padres.

Nacida del fuego es una historia romántica, claro, pero me parece que tiene también un montón de elementos que llaman la atención y pueden enamorar no solo a los amantes del género. Según leí, Nora Roberts es una enamorada de Irlanda y eso se nota en cada pasaje de su historia; las descripciones de ese país tan hermoso, de sus costumbres y el carácter de su gente me han parecido maravillosas, además de que explica con mucha sencillez y pericia el arte de la protagonista y la creación de todas esas piezas de vidrio soplado que me han dejado encantada. La relación de Maggie y Rogan se retrata de forma muy real y madura, más allá de los temores lógicos que ella muestra durante buena parte de la historia porque con sus antecedentes no es para menos, así como el hecho de que él, con una crianza mas normal, por así decir, esté más dispuesto a creer en el amor y a dar un salto de fe; ese tipo de relaciones me gustan mucho porque me las creo completamente, las veo del todo posibles y eso me hace conectar con los protagonistas.



De modo que recomiendo mucho esta novela para todo lector; para los románticos, para los que sienten curiosidad por una novela en la que se retratan las relaciones familiares altamente complejas con honestidad y para todos aquellos que disfruten de una buena historia. Por mi parte, estoy en busca de la siguiente entrega de esta serie, la protagonizada por la hermana de Maggie, Brianna, que sospecho me gustará mucho también. 

18 comentarios:

J.P. Alexander dijo...

Esa no me he leído de la Roberts pero es una autora que casi nunca me defrauda . Gracias por la reseña

Tizire dijo...

Pensaba que iba a ser un libro más frívolo, pero cuentas cosas que me interesan, así que quizás lo lea. 1beso!

Tatty dijo...

He leído algún libro de la autora y aunque el romance no es lo mío como también tiene otros elementos no me importaría leerlo
Besos

Mientras Leo dijo...

Este no te lo robo, la Roberts y yo no terminamos de hacernos amigas
Besos

Nena Kosta dijo...

He leído varias novelas de N. Roberts y si bien paso un rato entretenido, no la cuento entre mis autoras preferidas. Lo cierto es que no sé por qué, pero es así. No me importaría leer este si cayera en mis manos.
Un beso

Lesincele dijo...

A ver si me estreno con la autora que tengo varias suyas en casa!
Un beso!

Galena dijo...

Hola, pues yo hace poco que descubrí a la autora con La testigo y me gustó bastante, solo que no termina de convencerme en algunos aspectos. Ya he leído algunos libros suyos más y la parte romántica no termina de gustarme del todo, pero este título pinta genial y yo creo que aunque no terminen de ser historias redondas, merece la pena por lo que la autora cuida a los personajes y la ambientación.
Me apunto este título sin dudar, tiene pinta de estar genial.
¡Saludos!

Lidiane[Hermosa Loucura] dijo...

Hola!!

Empecé a leerlo pero ahora mismo no me acuerdo porque lo abandoné. Leyendo tu reseña me ha entrado ganas de seguir y eso es lo que haré .

Gracias, nos leemos!

Margari dijo...

No he leído nada de esta autora y podría animarme con este libro, que me has convencido con tu reseña. Y que esté ambientada en Irlanda también me convence...
Besotes!!!

Miss Bridgerton dijo...

Hola guapa,
Te confieso un secreto no he leído nada de esta autora. La razón es porque no me atraén sus novelas, aunque tengo un proposito darle una oportunidad y poder juzgar su pluma con conocimiento de causa así que me apunto esta a ver que tal esta.
Besos

Leyna dijo...

Nunca he leído a la autora, pero éste parece un buen libro para empezar :D

Besitoosss =)

Violeta dijo...

Hola guapa!
A mí en particular Nora Roberts no me ha defraudado todavía, pero si es cierto que a veces como se nos atraviese un autor luego cuesta empatizar con él, a mi me pasa con Sylvia Day. En cuanto al libro no lo conocía, pero como me gusta la autora y por lo que veo has terminado reconciliándote con ella me lo apunto, seguro que me gustará. Besotes

LadyIsabella dijo...

Hola, nunca he leído a esta autora pues nunca se me ha presentado la oportunidad por lo que si considero empezar con ella quizás lo haga con este libro.
Un beso.

Ray dijo...

No creo que me guste, no me atrae el género. No obstante, no he podido sentirme más identificado con la anécdota. A mí me pasó algo parecido con "La ladrona de libros", me dejó un poco frío, y sentí una especie de chasco sobre todo después de haber leído tan estupendas críticas.
Por fortuna a través de este libro conseguiste encontrar un punto en común con la autora. A veces lo mejor para encarar una lectura es precisamente eso: cero expectativas.

Un beso ;)

LOBEZNA dijo...

Lo de "hija del fuego" me ha sonado muy explosivo. Buen finde y un abrazo.

raquel campos dijo...

Hola Claudia, me lo llevo anotadísimo, después de leer tu opinión porque me pasa algo parecido con ella, a ver si me pasa como a ti!!

Besos!

Lourdes dijo...

¡Hola Claudia! Quizás ese libro estaba esperando justo por ti. A veces tenemos obras que caen en nuestras manos y aunque es casualidad nos hacen bien. Tengo varios libros que me ha pasado como a ti anteriormente. No soporto seguir leyéndolos a pesar de las buenas críticas. Suele pasar. Pero generalmente no sigo leyendo, los abandono, tengo esa costumbre.
Te mando un beso enorme amiga.

Trinity P. Silver dijo...

Como dice el refrán: a la tercera va la vencida :) No sé si yo le habría dado más oportunidades, pero me ha gustado mucho lo que cuentas de esta novela :)
Besos