martes, 5 de abril de 2016

COMER REZAR AMAR: ELIZABETH GILBERT



La protagonista, Elizabeth, de treinta y tantos años, deja atrás un matrimonio de siete años, un divorcio desgarrador y un desastroso romance posterior. Necesita alejarse de todo un poco, así que decide dar el gran paso, respirar hondo, dejar todo y marcharse de Nueva York. Así llega a Roma, donde descubre los placeres de la ciudad, aprende diez expresiones nuevas al día y se queda fascinada con los sorprendentes ojos de su nuevo ligue Giovanni, diez años menor que ella, y con el poder curativo de la pizza. Después de Italia, Elizabeth prosigue el camino ya emprendido por otros países, hasta que da la vuelta al mundo y en paz consigo misma regresa a Nueva York. Esta novela, que es un excelente ejemplo de la nueva corriente literaria que ya tiene numerosos seguidores en todo el mundo, la novela de autoayuda, es una reflexión sobre el amor en sus diferentes formas. Incluso el más escéptico lector soñará con encontrar a Dios algún día en un lugar de la India o quizá en un pedazo de pizza. Y no es un libro sólo para mujeres. 



Tardé mucho tiempo en leer este libro, lo que es curioso porque su autora, Elizabeth Gilbert, me cae muy bien; no que la conozca, pero leí otra de sus novelas y he visto varios videos suyos en los que habla acerca de la escritura y me parece una mujer bastante centrada y con un gran amor por lo que hace. Pero al fin encontré un momento para ponerme con Comer, rezar y amar, y ha sido una experiencia muy interesante.

No acostumbro leer muchos libros de autoayuda, no porque tenga nada en contra de ellos; por el contrario, creo que todo lo que pueda ayudar, valga la redundancia, a que una persona pueda sentirse bien consigo misma es muy necesario, en particular en este mundo tan loco en el que vivimos hoy; pero la verdad es que encuentro desesperantes esas lecturas cuando pecan de aleccionadoras, cuando el autor quiero imponer su manera de pensar y fijar pautas estrictas acerca de cómo se supone que debes vivir tu vida si quieres vivir en armonía contigo mismo. No sé, a lo mejor es que tengo un problema con las imposiciones, debe de ser mi vena rebelde.

Pero no hay nada de eso en Comer, rezar y amar. En este libro conocemos a una mujer como muchas otras que llega a un punto de su vida en que empieza a cuestionarse todo y no comprende qué está haciendo o por qué no está ni remotamente cerca de ese ideal de felicidad del que todo el mundo habla, aunque valgan verdades, la felicidad es un concepto un tanto complejo y que creo a veces se trata con mucha ligereza, pero esa es otra historia. El punto es que Liz, la protagonista del libro y nuestra escritora, quien nos cuenta su experiencia, decide que debe hacer algo o sencillamente su vida se irá al garete, y no es solo un decir; en el momento en que toda esta decisión se encuentra ahogada en la depresión y siente que no da más. De modo que toma todos esos conceptos que ha ido recolectando a lo largo de los años y emprende un viaje de un año por tres lugares del mundo en busca de encontrarle un sentido a la vida.



Al final, no sé si Liz encuentra ese sentido, dudo de que ella lo sepa tampoco, o al menos eso da a entender en el libro a lo largo de las páginas; puede que después de todo en realidad la vida no lo tenga. Pero son sus experiencias, el conocimiento que va adquiriendo día a día y sobre todo gracias a las personas que se encuentra en el camino y que le cuentan sus historias, algunas trágicas y otras felices, que ella aprende el que me parece es uno de los grandes fines de todo ser humano: aceptarse a sí mismo y amarse. Y no creo que sea algo que se puede aprender en un año, es algo que toma toda la vida y que sin duda nos depara más de una caída y muchas preguntas sin respuestas, pero al final la existencia en sí es toda una aventura y es uno quien decide cómo va a enfrentarla. 

Comer, rezar y amar es todo un viaje narrado en un tono muy sencillo y divertido con un montón de pasajes que enseñan mucho acerca de los lugares que Liz va visitando y de las personas con las que se encuentra, amén de líos, equivocaciones y algo de romance. También hay grandes lecciones para quien quiera verlas y, lo más importante para mí, es un libro que invita a pensar y eso es algo que siempre disfruto en mis lecturas, así que lo recomiendo mucho.








"La devoción es amor."

23 comentarios:

Mandy Books dijo...

Hola, no he leido el libro pero si he visto la peli, por lo que cuentas el libro esta genial... por el momento no creo que me anime con el pero no lo descarto.

besos

Tizire dijo...

No soporto los libros de autoayuda, me ponen de los nervios... Me alegra que este no sea tan aleccionador como la mayoría, pero no creo que lo lea en breve. 1beso!

J.P. Alexander dijo...

Yo iba a leer el libro, pero como odie la película decidí no leerlo . Tal vez lo haga gracias por la reseña

Margari dijo...

No termina de llamarme la atención, pero me alegra que lo hayas disfrutado.
Besotes!!!

Tatty dijo...

Es un libro que nunca me ha llamado la atención por lo que no creo que llegue a animarme con él
Besos

Lady Aliena dijo...

Este tipo de lecturas no me atraen. Hubo un tiempo que leí alguna, pero me cansé rápido. Un beso.

FlordeCereza dijo...

Hola guapa, mi hermana se leyó una novela de esta autora que aborreció por lo que no sabría que hacer yo con este, por ahora con tantos pendientes mejor lo dejo pasar. Un beso.

lecturina love dijo...

Hola Claudia leí el libro y me gustaron ciertos pasajes aunque otros se me hicieron demasiado extensos. Destacaría eso que dices de la necesidad de aceptarse como uno es y conocerse mejor, que yo pienso que fue la finalidad de ese viaje; tampoco a mí me pareció aleccionador en ese sentido sino más bien como mensaje de disfrutar de tu vida y del tiempo que tenemos. Me alegro que lo hayas disfrutado. Gracias por la reseña.

Jonaira Campagnuolo (JJ Campagnuolo) dijo...

No lo he leído, pero lo tengo pendiente. Yo también he visto videos de esa autora hablando de escritura, y es genial :D

Libros Mundanos dijo...

¡¡Hola!!
la verdad que no me llama mucho la atención...
Me quedo por aquí!!
Somos Row y Daenerys, y te seguimos y leemos desde http://libros-mundanos.blogspot.com.es/
Muchos besitos y gracias:D

LadyIsabella dijo...

Hola, conozco a la autora y he leído algo de ella, este libro no y no se si lo leeré porque mi experiencia con ella no fue del todo buena, así que me lo pensaré.
Un beso.

Pita Carballo dijo...

Algunos libros de autoayuda me gustan muchísimo, así que espero pronto checarlo y si me animo lo leeré.
¡Saludos!
~Pita*

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Con tu reseña me has puesto los dientes largos y probablemente lo leeré. Me parece bastante entretenido y lleno de reflexiones.
Abrazos y Besines.

Candy dijo...

Hola mi niña.
No creo que me anime, no es mi tipo de libro la verdad.
Besotes.

Pepa dijo...

Hola!!!
Conocía la película, aunque tampoco la he visto, pero no sabía que estaba basada en una novela. No termina de llamarme, la verdad
Un besote

Lourdes dijo...

¡Hola Mi solcito! Por esta vez paso de la lectura que reseñas pero te diré que agradezco todo el trabajo que pones en contarnos las novedades y demás. Gracias y besotes enormes.

Leyna dijo...

En este caso lo dejo pasar, no es un libro que me llame, pero gracias por la reseña :D

Besos =)

raquel campos dijo...

Hola corazón, me alegra que hayas disfrutado de la historia!!

Besos!!

Mientras Leo dijo...

A mi en cambio no me gustó, me pareció tan artificial... es decir, que todo lo que hace y reflexiona está muy bien, pero hay que poder y tener la solvencia económica y encontrarse sólo con guapos... No sé, no encajé
Besos

Dezazu dijo...

He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
Un Saludo

LOBEZNA dijo...

Creo que he visto esta peli, pero como ya son tantas..... no estoy segura.
Un abrazoo.

Babel dijo...

Uno de los grandes fines del ser humano... y cuán arduo es llegar ahí, ¿verdad? Muy bonita tu reflexión.
Y el libro realmente parece ameno y realista.
Besotes viajeros.

Abracalibro dijo...

¡Hola!
Lo apunto a ver qué tal.
Genial reseña.
¡Nos leemos! :-)