miércoles, 18 de marzo de 2015

LA SUMA DE TODOS LOS BESOS: JULIA QUINN



Después de un duelo de funestas consecuencias entre dos amigos, Daniel Smythe-Smith debe huir de Londres y su rival, Hugh Prentice, queda lisiado para siempre. Daniel, reivindicado, ha podido regresar, pero Hugh, un brillante matemático, se ha convertido en un hombre amargado con escasa paciencia para los superfluos rituales de la alta sociedad y con ninguna esperanza de poder cortejar a una de las damas de alcurnia que antes lo rodeaban. Mucho menos a lady Sarah Pleinsworth, la irritante y autoritaria mujer encargada de cuidarlo. Por si esto fuera poco, Sarah pertenece a la familia de Daniel, y considera que Hugh es culpable de muchas de las tragedias desencadenadas por el fatídico duelo. Cuando Sarah y Hugh están juntos son como el agua y el aceite. Pero poco a poco, las chispas de odio y resentimiento que surgen entre ellos van dando lugar a una atracción cada vez más profunda, a la que ninguno de los dos puede oponerse.



Julia Quinn es una de mis autoras favoritas, quizá una de las que más disfruto leer y con la que sé que lo voy a pasar muy bien. La primera vez que leí algo suyo fue por recomendación de una buena amiga que me habló de la saga de los Bridgerton; desde entonces somos más amigas que nunca y nunca le estaré lo bastante agradecida por darme tan buen consejo. En aquella época me encontraba atacada por una de esas sequías lectoras que nunca faltan y, aún peor, hacía mucho tiempo que no leía un libro del género romántico, pese a lo mucho que me gustan. Empecé con El duque y yo, y no paré hasta haber terminado con los ocho libros que componen la saga; algunos me gustaron más, otros menos, pero quedé enamorada del estilo fresco y divertido de la autora. Cada vez, entonces, que sé de alguna nueva novela suya me pongo muy alerta y la espero con ansias, y si bien es cierto que últimamente no disfrutaba de sus libros como antes ya que no sentía esa conexión tan especial, no tiré la toalla con ella y me alegra haber permanecido fiel. Julia nos habló con frecuencia de los Smythe-Smiths en sus libros de los Bridgerton, los mencionaba como una familia muy interesante y con escaso talento musical, es importante señalar esto, imprescindible, diría, y al fin se decidió a escribir novelas de sus integrantes. Empezó con Un romance adorable, que me encantó, y al que le siguió Una noche inolvidable, que me encantó incluso un poco más, pero hace mucho que no esperaba con tantas ansias un libro como me pasó con el tercero de la serie, La suma de todos los besos.

La historia de Sarah Pleinsworth y Hugh Prentice me ha parecido muy bonita, en particular por lo interesante de los protagonistas, me gusta que los personajes tengan una historia propia antes de encontrarse, que el amor se cueza a fuego lento y creíble y sobre todo disfruto de los diálogos ágiles y divertidos; qué puedo decir, soy una romántica de toda la vida. 



Sarah detesta a Hugh porque lo considera responsable no solo de la desdicha de su familia durante tantos años, cuando su primo favorito Daniel Smythe-Smith tuvo que huir de Inglaterra tras ser amenazado por el padre de Hugh por haber herido a su hijo en un confuso y absurdo duelo, sino que además está convencida de que en parte tiene cierta responsabilidad en su soltería. Y no que a Sarah le disguste del todo ser soltera, es que mientras no se case tiene que continuar tocando en el infame cuarteto musical de la familia y, en ese caso, está claro que solo quedan dos opciones; matrimonio o muerte. 

Hugh, por su parte, ha tenido una vida complicada, un padre al que me atrevo a catalogar de psicópata no asegura una buena niñez y si a eso se le suma un carácter peculiar y una inteligencia sobresaliente difícil de comprender, bueno, no resulta extraño que se trate de un hombre taciturno y un poco distante de quienes le rodean. Entonces, cuando queda gravemente herido en el duelo con uno de sus pocos amigos y ve impotente cómo su padre lo destierra del país, no solo se ve en la necesidad de aprender a sobrellevar sus nuevas limitaciones, sino que urde un plan propio de una mente brillante y malévola para chantajear a su padre y lograr que Daniel pueda volver a casa.

El romance de Sarah y Daniel transcurre de forma lenta, se va formando frente a nuestros ojos y, en lo personal, debo haber dado varios suspiros al leer aquellas escenas en que la animadversión va dando paso a la amistad y de allí al amor, todo sazonado con unas conversaciones de antología con diálogos hilarantes. Es lo que tiene Julia Quinn, me parece, sus historias son sencillas, pero muy bien hilvanadas, se enfoca en las relaciones de los personajes sin dar demasiada importancia al entorno, pero ello no le quita ni un ápice de encanto; por el contrario, nos permite vivir de primera mano unas historias de vida fascinantes y muy, muy románticas. Altamente recomendable. 


18 comentarios:

J.P. Alexander dijo...

A mi me encanto esa novela, es una de mis preferidas de esa autora. Te mando un beso y te me cuidas

Pepa dijo...

A mí también me gusta mucho esta autora, aunque nada como los Bridgenton. Son lecturas frescas y divertidas que te hacen pasar un rato agradable

Un besote

lecturina si dijo...

Hola Claudia entre todos esos libros pendientes tengo varios de esta escritora, algunos los leí hace mucho tiempo y otros están ahí esperando a ser leídos. Este no lo conocía, tomo nota de tu recomendación. Gracias por la reseña.

Fawn dijo...

Ooooh, qué reseña tan bella has hecho querida Claudia *_*

Sin duda se va para mi wishlist de cabeza :D

Besos de colores, preciosa!

Margari dijo...

Me parece que ésta sería una buena obra para estrenarme con esta autora.
Besotes!!!

Mientras Leo dijo...

Pasa por Adivina quien lee :-)
Besos

Jaime Ariza dijo...

Hola!!!aunque no suelo leer mucho este tipo de novelas. esta me ha llamado la atencion, asi que me la apunto. Gracias por la reseña
Un abarzo y nos leemos

Leyna dijo...

La autora me encanta y este libro no lo he leído, así que lo tendré en cuenta =)

Besoooos ^^

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Aunque te ha gustado mucho no estoy segura de que la disfrutase, no es de las lecturas que ahora mismo me apetecen peor leer tus impresiones me gusta.
Besos

Hey There Elena dijo...

¡Hola! No conocía ni el libro ni la autora, pero después de tu reseña me llama la atención. Me gustan los libros ambientados en esa época :) Acabo de descubrir tu blog, ya te sigo. Un saludo :)

Enzo dijo...

La portada es muy original y atractiva. Este tipo de historias siempre me gustan así que me lo llevo anotado.
Un beso.

Nena Kosta dijo...

Bueno, para empezar la portada es una preciosidad, me ha enamorado, lo mismo que el título.
Me gustan este tipo de historias y los amores que van forjándose poco a poco. Anoto el título. Tu reseña tan amena como de costumbre.
Un beso

Candy dijo...

Hola, a mi también me gusto, no es uno de mis preferidos de la autora, pero me supo entretener y mantener en su lectura.
Besotes.

Anuca dijo...

No he leído nada de esta autora pero después de lo que cuentas no la descarto, no sé si con este título o con otro pero le daré una oportunidad.
Un besin

Lourdes dijo...

¡Hola Claudia! Realmente escuché mucho sobre este libro y siempre me ha llamado la atención. Gracias por tu completa reseña. Lo leeré. Un besote enorme y cuídate mucho. Lou.

Johana. dijo...

Tengo ganas de estrenarme con esta autora.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Me parece una extraordinaria Novela y una gran escritora.
La Reseña, como siempre, sobresaliente...Es muy difícil rechazar una lectura tan bien introducida y planteada.
Abrazos y Besines.

Elizabeth Bowman dijo...

No la he leído, lo reconozco, pero tiene muy buena pinta; y si además viene acompañada de tu recomendación, me la apunto seguro.
Gracias cielo!