domingo, 20 de diciembre de 2015

EMMA: JANE AUSTEN




Obra maestra de la narrativa del siglo XIX y una de las novelas de Jane Austen, Emma cuenta la historia de una inteligente y laboriosa joven empeñada en hacer de Celestina de todas sus amistades. Cuando su institutriz, amiga y confidente decide contraer matrimonio, Emma Woodhouse se queda sola con sus propios sentimientos y se enfrenta al vacío de su vida y a la penosa tarea de intentar que los demás lleven una vida tan perfecta como la suya. Todos sus trabajos de manipulación sentimental crean a su alrededor una telaraña de enredos, malentendidos y confusiones que ponen a prueba su confianza en sí misma.








“La mitad del mundo no puede entender los placeres de la otra mitad.”











Cuando me inscribí a la lectura conjunta organizada por Carmen del blog Carmen y amigos me dije que sería la excusa perfecta para reencontrarme con la única obra de Jane Austen que no releo de vez en cuando por puro placer y la que, además, me genera sentimientos encontrados. Y es que la querida Emma es... pues es complicada; quien la haya leído estará de acuerdo en que nuestra protagonista se sale un poco del molde al que nos tiene acostumbrados Jane y puede ser un poco difícil simpatizar con ella a primera leída. Pero he notado que he usado el "querida" al referirme a ella, y ha sido sin querer, así que asumo que he logrado al fin tomarle cariño, lo que me alegra.

Emma Woodhouse, a diferencia de otras protagonistas de las novelas de Austen, es una joven que se encuentra en una posición privilegiada; guapa, con un padre que la adora y le cumple todos sus caprichos, sin problemas monetarios y con el futuro más que asegurado, decide usar su tiempo libre en hacer de Celestina. Por ahí que podría ser un objetivo noble, ese de buscar emparejar a buenas personas de su entorno para que encuentren así el amor; el problema es que Emma puede pecar de egoísta, a veces le falla el sentido común, cree casi siempre tener la razón y, como si eso no fuera poco, la pobre no es muy perceptiva en lo que a sentimientos se refiere, ni los suyos ni los ajenos, lo que desde luego se puede convertir en una receta perfecta para el desastre.






"¿Sería la primera vez que un hombre de grandes prendas se sintiese atraído por una mujer muy inferior a él? ¿Sería la primera vez que alguien, quizá demasiado ocupado en sus negocios para buscar por sí mismo, se dejase seducir por una muchacha interesada en agradarle? ¿Sería la primera vez que ocurría en el mundo algo desproporcionado, inconsistente, incongruente... y que un azar o unas circunstancias, como causas segundas, dirigiesen el destino humano? “







Emma vive en la casa familiar, Hartfield, con su adorado padre, un hombre mayor y un tanto hipocondriaco que en lo personal encuentro bastante divertido y con su querida señorita Taylor, su adorada compañera desde que perdió a su madre siendo muy pequeña y a quien se encuentra feliz de haber emparejado con el señor Weston, su mayor triunfo como casamentera a la fecha. Sin embargo, al despedir a su querida amiga se ve de pronto enfrentada a la soledad, pero entonces llega a ella la señorita Smith, una joven humilde y de origen incierto a quien acoge bajo su ala con todas las intenciones de conseguirle un buen matrimonio. Y aquí empieza el desastre. O todo lo contrario, depende de cómo se vea. 

Con el estilo irónico que la caracteriza, y más afilado que nunca, Jane retrata la sociedad de su época sin piedad. Los planes de Emma y sus continuos fracasos se desarrollan de forma sencilla en un entorno delicioso en que podemos conocer a los personajes que la rodean, algunos encantadores (¡Mr. Knightley!) y otros tantos despreciables (a ti te miro, Elton). La crítica social está presente con gran sutileza y el leer entre líneas se convierte en un juego en sí mismo, una experiencia muy divertida. A partir de la segunda mitad del libro, me atrevería a decir, Emma se va despojando de sus capas exteriores, logramos atisbar lo que en verdad siente, esos miedos que incluso ella desconoce y, gracias al adorable Mr. Knightley y a la vida misma, vemos cómo ella recibe una o dos lecciones que le ayudan a convertirse del todo en la buena chica que en el fondo siempre fue.



Visto desde aquí y tras leer lo que llevo escrito, veo que sí, que le he tomado cariño a Emma, creo que en gran medida gracias a la miniserie de la BBC con Romola Garai que recomiendo encarecidamente por ser de las adaptaciones más bonitas de una obra de Jane que he visto y también, todo hay que decirlo, porque su historia con Mr. Kinghtley es tan encantadora que una romántica como yo no podría resistirse.



Gracias a Carmen por organizar la lectura, por la prórroga que nos concedió a algunos rezagados y por mantener vivo el espíritu de autoras tan queridas como Jane. Sobra decir que recomiendo muchísimo esta obra; más allá de lo que les inspire su protagonista, les aseguro que no se arrepentirán de conocerla.



En un pequeño aparte, quiero aprovechar esta entrada, de las últimas del año, creo, para desearles unas muy bonitas fiestas. Este ha sido un año muy difícil a nivel personal, tanto que no tengo mucha ilusión por las Navidades, de allí que quizá no vaya de blog en blog tal y como acostumbro para saludar, aunque no descarto darme uno que otro brinco de acuerdo al ánimo. De cualquier forma, estoy convencida de que no tengo madera de Grinch, así que no quiero dejar de hacerles llegar mi cariño y mejores deseos en estas fechas, espero que disfruten de muchas alegrías y sobre todo de la dicha de contar con sus seres queridos. Un abrazo enorme y espero volver con mis mejores lecturas del año, que hay mucho por compartir. 


12 comentarios:

Nena Kosta dijo...

Hola Claudia, esta novela la leí hace tiempo y también vi la serie (o película, ya no recuerdo) como he hecho con muchas de las novelas de Jane Austen. Lo que sí recuerdo es el buen sabor de boca que siempre me dejan, tanto los libros como las adaptaciones a cine o televisión. También me costó un poco simpatizar con Emma pero, en general, la historia me parece deliciosa.

He querido pasar, más que nada, a desearte unas felices fiestas, lamento que tu año difícil te haga mirarlas con poca ilusión. Espero que se corrija este sentimiento arropada por todo el cariño de los tuyos y que el año nuevo te regale una gran sonrisa.
Un beso grande.

Margari dijo...

Me gustó mucho esta novela. No me caía bien Emma al principio, pero luego, poco a poco, le tomé cariño.
Y espero que este año que entra sea mucho mejor para ti. Y que también pases unas felices fiestas con el cariño de las persona que te quieren.
Besotes!!!

Violeta dijo...

Hola guapa!
Esta novela es uno de mi eternos pendientes. Felices fiestas preciosa! Espero que este próximo año sea genial para ti.Besotes

J.P. Alexander dijo...

A mi me gusta Emma porque ella madura un poco al principio quieres golpearla hasta que sangre, pero luego ya no te cae tan mal. Buena reseña

Mientras Leo dijo...


Te reconoceré que no es mi novela favorita de la autora, pero chica, Austen no tiene nignuna que no me guste, y su protagonista me encantó
Besos

Leyna dijo...

Quiero leer algo de la autora, aunque mucha gente me recomienda que empiece por Orgullo y Prejuicio :P

Besos ^^

LadyIsabella dijo...

Hola, como ya he dicho muchas veces me encanta Jane Austen y aunque he leí primero Sentido y sensibilidad, Emma me encantó y lo tengo en mi biblioteca desde hace mucho tiempo y lo releo siempre que puedo. Gracias por compartir tu opinión.
Un beso.

Anakonda61 dijo...

Hola preciosa, muchísimas gracias por tu comentario, te deseo lo mismo... que pases una Navidad plena y feliz junto a los tuyos y que el año próximo te vaya mil veces mejor que este...te lo mereces
Besos!!

Miss Bridgerton dijo...

Hola guapa,
Jane Austen es una de mis autoras favoritas y desde que leí Sentido y Sensibilidad he leído todas las que he podido de ella y solo puedo decirte que esta es una gran novela que me hizo disfrutar mucho de la pluma de Jane.
Besos

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

¡¡¡Felices Fiestas y un Próspero Año Nuevo, 2016, en compañía de Todos tus seres queridos!!!
Que se cumplan Todos tus deseos y, sobre Todo, tengamos muchísima Salud y Amor.
Es una Novela que, cuando la leí, me encantó. Es una Historia maravillosa.
Abrazos y Besines.

Tizire dijo...

Me gustó Emma, aunque es cierto que no es una protagonista al uso: a mí me gusta que sea independiente y que tenga una personalidad tan arrolladora, pero reconozco que su clasismo y ese afán por mangonear a todo el mundo me sacó de mis casillas... Menos mal que ahí estaba Mr. Knightley para poner cordura! Felices Fiestas y Próspero Año Nuevo, 1beso!

Raquel Campos dijo...

Hola, me apunté al reto, pero se me olvidó, soy un desastre con los retos!!!
Espero poder releerla en algún momento!!

Besos!!