lunes, 19 de junio de 2017

EL CORAZÓN DE UNA CONDESA: ELIZABETH BOWMAN



En el Pazo de Rebolada, norte de Galicia, las campanas suenan a muerte. Es el año 1850 y la pequeña Ana acaba de perder a su madre, quedando a cargo de su padre, quien no tiene reparos en enviar a su hija, de cinco años a un estricto internado para señoritas. Trece años después, Ana Emilia Victoria Federica de Altamira y Covas regresa al Pazo. Se ha convertido en una hermosa joven capaz de encandilar a cualquier hombre, pero su suerte está decidida… Su padre ha llegado a un acuerdo matrimonial con don Jenaro Monterrey, un empresario de 70 años con quien quiere casarla.

Alberto se marchó lejos de Galicia huyendo de dolorosos recuerdos y de las duras exigencias de su padre para que siguiera el negocio familiar, pero Alberto ansiaba otro destino, pues quería estudiar una profesión y ser un hombre instruido. Cuando parece que encuentra su lugar, ejerciendo su profesión en un bufete, se ve obligado a regresar al Pazo…


Una mañana en la que don Jenaro se presenta por sorpresa, Ana huye al bosque y se cae. Un joven la ayuda. Primero escucha su voz, luego aparece entre los arbustos… Aunque un solo encuentro es suficiente para que ambos entiendan que se pertenecen, su amor es imposible. El destino de Ana ya está marcado… ¿O quizá podría cambiar su suerte?



Les comentaba en una entrada anterior que he disfrutado de buenas lecturas en las últimas semanas y hoy traigo una más bien reciente que se ha sumado a la lista de estupendos libros para atesorar y, desde luego, que para eso estamos, recomendar.

Me gusta mucho el estilo de Elizabeth Bowman, y es por dos motivos en particular. Uno, porque tiene una capacidad estupenda para manejar una narración elegante, delicada y segura sin que le tiemble el pulso, enriqueciendo la historia que quiere transmitir, y porque me recuerda mucho a los autores clásicos, que son mi debilidad. Además, en esta historia he podido conocer un lugar del mundo que me ha dejado fascinada y que ha pasado a formar parte de la lista de "lugares a los cuales espero viajar cuando me gane la lotería". No estaba muy familiarizada con Galicia, esa zona de España que parece tan bella y encantadora; ahora, gracias a la novela, a las estupendas descripciones de la autora y a la magia que parece envolverla, siento como si la conociera un poquito más.

Disfruto mucho de los personajes femeninos poderosos y bien construidos, y eso es algo que se percibe desde el inicio de la lectura en nuestra protagonista; tanto que opaca del todo a quienes aparecen con ella en escena, incluso a Alberto, el hombre que conoce en un momento tan importante de su vida. No considero que ello sea malo o que le reste al romance en sí porque tengo la sensación de que esta, aún cuando sea una novela romántica en toda regla, retrata en gran medida el desarrollo de una joven mujer, como es Ana, en un época bastante complicada para su género y más bien hostil en sus circunstancias. Una pensaría que una condesa joven, bonita y rica lo pasaría muy bien, pero vemos que eso no ocurre en realidad; que su vida está llena de restricciones y sinsabores, y son esas circunstancias las que le ayudan a crecer y a fortalecer ese carácter que al final le ayudará a encontrar la libertad que necesita.



El personaje de Alberto, aunque adorable y sin duda estupendo como complemento de Ana, no es tan llamativo como ella, lo que creo está bien porque en lo personal hubiera odiado que le quitara protagonismo y opacara de cualquier forma ese crecimiento que me moría por ver. Los "malvados" de la historia,  aun cuando puedan parecer despreciables, que lo son, resultan también tan maravillosos en su ruindad que es imposible no resaltarlos. Cuando un villano te pone la piel de gallina cada vez que aparece en escena, eso quiere decir que el autor ha hecho un buen trabajo y sin duda este es un ejemplo de ello.

La historia de amor también me ha encantado; pero diré algo curioso y que me parece muy importante; estoy convencida de que aún cuando Alberto jamás hubiera aparecido en la vida de Ana, el resultado al final no hubiera variado demasiado; me refiero a que si bien conocer este amor la enriquece como persona y para las románticas como yo el leer la forma en que se desarrolla su romance es una gozada, nuestra protagonista se mantiene fiel a su carácter y cada una de sus decisiones está determinada por lo que quiere y lo que no en su vida, independientemente de con quién la comparta. 

Sin duda, El corazón de una condesa ha sido una lectura de lo más encantadora y la recomiendo mucho a las almas románticas como yo y a cualquier persona que disfrute de una buena historia con estupendos personajes y una excelente narración. 

13 comentarios:

Tatty dijo...

No soy muy de historias románticas pero alguna vez me animo así que lo tendré en cuenta
Besos

raquel campos dijo...

Estoy deseando leerlo, de este verano no pasa, me gusta mucho la autora!!

Besos!!

Margari dijo...

Lo tendré en cuenta para cuando me anime con este género.
Besotes!!!

J.P. Alexander dijo...

Uy se ve muy romántico lo tendré en cuenta gracias por la reseña

Marga Ramon dijo...

La romántica no es lo mío pero me gusta la ambientación. Galicia es una maravilla, una tierra con mucha personalidad.
Besos

Elizabeth Bowman dijo...

Gracias, muchas gracias por tus palabras que, sin duda y una vez más, son demasiado indulgentes para con esta romántica desvariada. Ambas volamos en la misma dirección, y eso me basta.
Cariños!

Leyna dijo...

Me llama mucho, espero que si lo leo me guste tanto como a ti :D

Besitos =)

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Tengo muchas ganas de leer este libro, son de los que me atraen un monto, así que no descarto leerlo pronto.
Gracias por la reseña!

Besotes!

FlordeCereza dijo...

Hola, por fin puedo devolver el comentario que hace unos días nos quedamos sin conexión en el pc y hemos tenido que dar con una solución temporal hasta que nos lo arreglen. En cuanto a la entrada tengo la novela en mi lista de pendientes por lo que a ver si puedo y la leo pronto. Un beso y nos leemos.

Inees Izaal dijo...

¡Hola!
El primer libro que leí de Elizabeth fue "Cuando decide el corazón" y quedé completamente enamorada de su pluma. Tiene una riqueza narrativa extraordinaria, junto con un estilo y ritmo lento de esos que a las lectoras de romántica nos gustan.
De "El corazón de una condesa" me han hablado maravillas y quiero ponerme con él ahora que viene el verano y tengo más tiempo para leer.
Me gusta eso que dices del carácter y la fortaleza de la protagonista.
Me quedo por aquí para seguir leyéndote.

Un saludo.

Solita dijo...

Estoy de acuerdo contigo sobre la escritura de Elizabeth, sobre lo bien que maneja el lenguaje y las formas en sus hermosas y románticas historias.
Leerla es un placer y un viaje al romance que no defrauda.
Esta la tengo pendiente y trataré de conseguirla pronto para leerla.
Bss.

Mientras Leo dijo...

Me alegra que te haya gustado tanto, pero en mi caso, no me termino de ver
Besos

Pepa dijo...

Hola!!!
La leí cuando la publicaron y, aunque quedé muy complacida con el estilo de la autora, admito que el romance no terminé de convencerme. No sé, pocas escenas en común, me pareció un instalove ... me dio la sensación de que los secundarios le robaron todo el protagonismo a la pareja principal.
De todas formas, tengo que leer algo más de esta autora, su estilo es de los que me gustan!!!
Un besote