domingo, 11 de octubre de 2015

REVIVAL: STEPHEN KING



Octubre de 1962. En una pequeña localidad de Nueva Inglaterra la sombra de un hombre se cierne sobre un niño que juega ensimismado con sus soldaditos. Cuando Jamie Morton levanta la vista, ve una figura imponente. Se trata de Charles Jacobs, el nuevo pastor, con quien pronto establecerá un estrecho vínculo basado en su fascinación por los experimentos con electricidad.

Varias décadas más tarde, Jamie ha caído en las drogas y lleva una vida nómada tocando la guitarra para diferentes bandas por bares de todo el país. Entonces vuelve a cruzarse con Jacobs -dedicado ahora al espectáculo y a crear deslumbrantes «retratos de luz»-, y este encuentro tendrá importantes consecuencias para ambos. Su vínculo se convertirá en un pacto más allá incluso del ideado por el Diablo, y Jamie descubrirá que «renacer» puede tener más de un significado.

Esta inquietante novela, que se extiende a lo largo de cinco décadas, muestra uno de los más terroríficos finales que Stephen King haya escrito jamás. Es una obra de arte del maestro de contar historias de nuestro tiempo, en la tradición de Hawthorne, Melville o Poe.



Stephen King es uno de los autores a quienes, sin considerar entre mis favoritos, respeto enormemente. Por su extraordinaria imaginación, claro, y su capacidad de volcarla en el papel, pero sobre todo por su gran compromiso con la escritura; cada vez que puedo y me provoca, que es bastante seguido, le doy una hojeada a su maravilloso Mientras escribo, que siempre me sirve de revitalizante, por decirle de alguna forma. 

En Revival se nos deja claro por qué King es considerado como uno de los grandes narradores de nuestro tiempo; su talento para contar historias y hacerlas llegar al lector es impresionante. En esta novela, que me parece de las mejores que nos ha ofrecido en los últimos años sin ser quizá el mejor de sus trabajos, recurre nuevamente a ese terror psicológico que se le da tan bien. La historia empieza con un planteamiento sencillo, un pequeño niño, Jamie Morton, juega con los soldaditos que le ha obsequiado su hermana mayor y es entonces que aparece en su vida a quien se referirá como "su quinto en discordia", ese personaje que, sin esperarlo, se convierte en parte vital de su existencia. Cuando Jamie conoce a Charlie Jacobs, el nuevo pastor, le simpatiza de inmediato, lo mismo que a toda su familia, y él también se convierte en objeto de su cariño. Charlie es un buen hombre con esposa, hijo, y una tremenda afición por todo lo relacionado con la electricidad y sus misterios. 



Infortunadamente, la desgracia hace que Charlie desaparezca de la vida de la familia Morton, y no vuelve a aparecer hasta muchos años después, cuando Jamie es ya un adulto con una carga emocional muy pesada y está necesitado de ayuda aún cuando no sepa cómo pedirla o esté dispuesto a hacerlo. Entonces Charlie, que ha dejado la labor pastoral descontento con la religión, le ofrece una mano, pero no es una mano desinteresada, debería decir, porque Charlie ha cambiado mucho y su propia tragedia lo ha llevado a explorar en peligrosos experimentos en busca de respuestas que, tal vez, si las conociera, desistiría de investigar.

Algo interesante aquí es que King explora de forma muy inteligente en la forma en que los seres humanos reaccionamos frente a las pérdidas y las tragedias, mostrándonos ambas caras de la moneda. En mi experiencia, sé que hay pocas cosas más duras en la vida de un creyente que perder a un ser amado de forma brusca y ver desaparecer al mismo tiempo la fe; es una experiencia desoladora y no es extraño que en casos como ese te encuentres perdido y sin saber qué hacer. Entonces quedan dos opciones; o aprendes a sobrellevar el dolor y continúas aferrándote a la vida tal y como hace Jamie, por muy presentes que estén las ausencias, o haces como Charlie, que se solaza en la pena y se ciega a aquello que está fuera de su alcance aún cuando sabe que continuar con esa senda solo lo terminará destruyendo.

En esta novela de King no solo estamos ante hechos que pueden parecer sobrenaturales, los que me han provocado más de un sobresalto, todo hay que decir, sino que también estamos frente a un retrato de humanidad y de cómo la vida se impone a todo, de una forma u otra, aún sobre el dolor. Obviamente, es un libro que me ha gustado mucho y que recomiendo a ciegas, estoy segura de que, más allá de sus géneros favoritos, cualquier lector amante de las buenas historias podrá disfrutarlo.






Creo que la mayor parte de la gente que ha sufrido grandes pérdidas en la vida- grandes tragedias- llega a una encrucijada. Quizá no en el primer momento, pero sí cuando la conmoción se desvanece. A veces unos meses después, a veces unos años. Esas personas o bien se expanden como resultado de su experiencia, o bien se contraen.

24 comentarios:

Nena Kosta dijo...

Aww! He leído ya varias reseñas de esta novela. En algún momento caerá en mis manos, porque hace mucho que leo a King. Precisamente ahora estoy con una novela suya "Duma Key", pero apenas llevo 100 páginas, así que me queda un buen trecho que recorrer. Todo se andará.
Un besito

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

De esta novela tengo distintas referencias, por una lado que es muy King por otro que no es de lo mejor que ha hecho, pero también me parece normal que no siempre de en la tecla con todo lo que hace.De todas formas no me importaría leerlo en algún momento.Me alegro de que a ti te haya gustado tanto.
Besos

Carmen Forján dijo...

Casi no he leído nada de este autor, una creo, Carrie. No me atrae demasiado, Claudia, pese a las numerosas reseñas que leo.
Besines,

Margari dijo...

Pues vengo de leer otra reseña que no ha resultado tan positiva. No descarto la lectura de este libro pero tampoco voy a correr a por él.
Besotes!!!

Candy dijo...

Hola.
Me gusta muchísimo este autor, hace mucho que no leo sus libros, pero este me ha llamado bastante la atención.
Gracias por la recomendación y la reseña.
Besos.

Trinity P. Silver dijo...

Solo me ha leído dos libros de este autor, uno juvenil, Los ojos del dragón (creo que es el único que tiene de este género) y el otro: Cujo, que me dio muchísimo miedo, y eso que es bastante "light" en comparación con otras de sus historias, así que no he leído nada más de él. Aunque escribe genial, no me gusta pasar miedo, así que nada de terror para mí ;)
Besos

Mientras Leo dijo...

Lo disfruté un montón. Además el hecho de mezclar vida, religión, superstición y telepredicación me pareció interesantísimo
Besos

Judith dijo...

Hola !!
La verdad que me has dejado con muchas ganas de tenerlo, justamente acabo de comenzar Christine, lo único que había leído del autor había sido Cujo, pero hace mil años y me dejo suuuper mal xD, bueno yo era bastante pequeña cuando lo leí, creo que 11 o 12 años, nunca mas tuve nada de él hasta que conseguí Christine a un buen precio. Me gustaría comenzar a tener mas de él, todo es cuestión de poder ahorrar, ni modo. Me gusto la reseña y lo tendré en cuenta!
Besos.

Leyna dijo...

No me va ni el autor ni el género, pero me alegra que lo hayas disfrutado :P

Un abrazo ^^

Miss Bridgerton dijo...

Hola guapa,
Me encanta Stephen King y siempre que leo uno de sus libros lo disfruto al máximo, sin embargo este no lo conocía, pero me ha gustado lo que he leido. Me lo apunto para leerlo más adelante.
Gracias por tan buena reseña.
Besos

Ana Blasfuemia dijo...

Creo que en este libro no me voy a encontrar al King que me gusta. Y como tiene tanto, mejor navego sobre mar seguro ;)

Un abrazo

Ray dijo...

Como fan de King estoy seguro que no me defraudará. Ya le llegará el turno tarde o temprano. Me alegro que lo disfrutaras, mejor me lo pones.
Me ha resultado curioso que nombraras Mientras escribo, también a mí me pareció muy instructivo.

Un beso ;)

Las Hermanastras de Cenicienta dijo...

No puedo con Stephen King.... es que me cago de miedo!
Un beso

Violeta dijo...

Hola guapa!
Uhhh! creo que soy de las pocas que todavía no ha leído nada de Stephen King, pero es que no me veo leyendo este género, así que como que lo dejo pasar. Feliz fin de semana. Besotes

Cristina López moreno dijo...

Hola, pues me gusta stephen KIng he leído mucho de él, y este lo voy a leer también, gracias por la reseña, besito. Yo también tengo un blog por si te puedes pasar por el, ya te sigo así que ya nos leemos, saludos.http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

FlordeCereza dijo...

Hola guapa, Stephen King me da mucho respeto y miedo. Tengo en la estantería la novela It desde hace tropecientos años y aún no me he atrevido a leerla por lo que mejor no me apunto esta novela porque le pasaría exactemente igual. De todas formas gracias por la reseña, un placer leerte como siempre. Un beso.

Lesincele dijo...

La verdad es que opinamos muy parecido, me alegra que te gustara.
Un beso!

Francisco dijo...

Es una novela que tengo más que apuntada. Por tu reseña, se nota que disfrutaste con su lectura. Definitivamente, me lo llevo apuntado: una buena apuesta para retomar el contacto con la narrativa de King. Besos.

LadyIsabella dijo...

Hola, hace tiempo que leí algo de Stephen King y aunque no disfruté no me llenó del todo por lo que no he vuelto a repetir, no es mucho de mi estilo y no creo que lo lea, pero de todas formas gracias por la reseña y me alegra que te haya gustado.
Un beso.

Marilì acosta dijo...

Opino como tu,aunque no conozco su literatura, se merece todo mi respeto por todo lo que han conseguido sus historias....Al ser de un genero q no es el mio, siempre lo dejado pasar

Besitos Claudia!!!

Las Hermanastras de Cenicienta dijo...

Calla Calla, yo Stephen King bien lejos que luego tengo pesadillas!
Un beso

Ana Maria bruno dijo...

No la he leido, pero me encantaria hacerlo, tu reseña me ha atrapado, besos,ana

Lourdes dijo...

¡Hola Claudia! Leo mucho S. King pero esta obra la desconocía. Veré si la puedo conseguir. Muchas gracias por la reseña, amiga.

Babel dijo...

Intenso el tema, perder a un ser querido y sus consecuencias ante la vida. Es interesante que lo mezcle con asuntos sobrenaturales. King es único ;o)
Besotes expansivos.