jueves, 15 de diciembre de 2016

LA ESPOSA DEL DIOS DEL FUEGO: AMY TAN


Por qué la lealtad no debería confundirse con el sometimiento.

Durante más de cincuenta años Winnie y Helen ocultaron sus peores secretos. Pero, cuando Helen está a punto de morir, Winnie decide contarle todo a su hija Pearl, incluso la terrible verdad que ignora la propia Helen. Así despega esta fabulosa historia que nos conduce desde Shanghai en los años veinte, a través de una China envuelta en guerras, hasta Estados Unidos, adonde llega Winnie en 1949.



No sabía mucho acerca de Amy Tan antes de toparme con La esposa del Dios del Fuego, pero lo que sabía me resultó lo bastante interesante como para lanzarme a conocer sus letras sin pensarlo mucho. Supongo que es una reacción normal cuando  sabes que un autor como Stephen King le dedicó uno de los libros que se encuentra entre tus favoritos, Mientras escribo y, aún más, que ambos formaron parte de una banda conformada también por otros conocidos autores. Curioso, sin duda, y ya se sabe que los hechos curiosos por lo general traen cosas muy gratas.

Rock Bottom Reminders en todo su esplendor

La esposa del Dios del Fuego narra la vida de varias mujeres fuertes que en los determinados periodos de tiempo en que les tocó vivir lo hicieron con un valor impresionante sin que ello las convirtiera en seres perfectos, desde luego. Y, entre todas estas mujeres, sin duda la protagonista y quien lleva la voz cantante, tanto en el presente como en la narración de su juventud, es Winnie. 

La lectura nos presenta primero a Pearl, la hija de Winnie, una mujer de segunda generación de inmigrantes chinos asentados en Estados Unidos que tiene una mentalidad muy propia del país que la vio nacer; es una profesional respetada, tiene un lindo matrimonio, dos preciosas hijas, pero su vida está a años luz de ser perfecta. Ha sido diagnosticada con una enfermedad muy complicada y, además, su relación con su madre no es la mejor, tanto así que ni siquiera ha conseguido reunir el valor para confesarle su mal por temor a su reacción. Y no es para menos, la señora Louie, Winnie, no es una mujer de carácter sencillo y a veces puede resultar impredecible, amén de compartir con su hija un pasado lleno de disputas y diferencias de opinión. Pero lo que Pearl no sabe es que su madre también tiene un secreto; a decir verdad, tiene montones, y de los grandes, y gracias a su tía Helen, amiga y compañera de aventuras de su madre, está muy cerca de descubrirlos.


Creo que es precisamente cuando llegamos a este punto cuando tenemos claro el rumbo que va a tomar la historia, quién llevará la voz cantante y que todo se abre ante nosotros como un gran abanico de recuerdos, hechos y situaciones a cuáles más interesantes. Winnie, empujada por Helen, le cuenta su vida a Pearl y es entonces cuando, de la misma forma en que lo hace ella, descubrimos la extraordinaria y valiente mujer que es su madre. 

Winnie creció en un hogar muy acomodado de la China de los años 20´s, cuando aún la aristocracia y las antiguas familias conservaban buena parte del poder y las riquezas, pero el comunismo empezaba a ganar poder, surgiendo una joven mentalidad que cuestionaba ese estado tan cómodo para algunos e injusto para otros, sin contar las constantes guerras en las que el país se encontraba involucrado. Winnie perdió a su madre siendo muy pequeña y esto la marcó profundamente convirtiéndose en una suerte de paria dentro de su propia familia sin que jamás considerara la injusticia en ello. Porque Winnie fue una niña y joven de su tiempo, criada para obedecer, agradar y agachar la cabeza; y durante muchos años creyó que eso era lo correcto; tan correcto como verse arrastrada a un matrimonio sin amor y tolerar los más espantosos malos tratos. Hasta que, como muchas otras antes de ella, se cansó y decidió hacer algo. 


La esposa del Dios del Fuego es una historia que aborda varios frentes y es eso lo que la convierte en una lectura sobresaliente. La autora no solo retrata de forma exquisita la vida en la China de aquellos tiempos, permitiéndonos atisbar hasta el más mínimo detalle de la vida diaria, sus diferencias y variados paisajes sin que la lectura jamás resulte densa, sino que además nos presenta a una serie de interesantes personajes, todos ellos complejos; algunos son aborrecibles, como el esposo de Winnie, pero aún en su maldad resulta curioso el intentar hurgar en su retorcida mente, y también tenemos a alguien como Hulan, esa futura tía Helen que resulta un personaje con tantas capas que es una delicia ir descubriendo quién es en verdad. 

Esta novela es el retrato de un tiempo complicado con personas más complicadas aún, tanto como sus circunstancias y las decisiones que toman a lo largo de su vida. Y es también una fotografía de las relaciones entre madre e hija; compleja, difícil, también amorosa, pero sobre todo de mutuo descubrimiento, porque cuando Winnie termine de contar su historia y Pearl comparta la suya, el lector sabe que nada será igual para ellas, y eso, desde luego, no tiene que ser necesariamente malo. La esposa del Dios del fuego es un libro muy, muy recomendable y espero que se animen a conocer la pluma de Amy Tan, una autora fabulosa. 

20 comentarios:

Nena Kosta dijo...

Me parece muy interesante, me gusta el tema y la tendré en cuenta.
Un abrazo

LOBEZNA dijo...

Parece muy buena. Habrá que tenerla en cuenta. Un abrazoooo.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Estoy, estos días, un poco holgazán para leer.
En cualquier caso; me ha parecido muy interesante tu reseña y la tendré en cuenta para mi próxima lectura.
¡¡¡Gracias por tu comentario y por ser tan especial y única!!!
Abrazos y Besines.

Margari dijo...

Esta novela no la he leído y mira que esta autora me gusta. Me enamoró con El club de la buena estrella.
Besotes!!!

J.P. Alexander dijo...

Se ve un libro muy interesante . Ame el club de la buena estrella así que lo tendre en cuenta

Violeta dijo...

Hola guapa!
Me gusta mucho lo que cuentas, no me importaría darle una oportunidad. Besotes

Pepa dijo...

Hola!!
Yo no he leído nada de esta autora, pero si no estoy confundida con el nombre de la autora, mi hermana hay leído unos cuantos
A ver si me animo!!!
Un besote

Leyna dijo...

No conocía este libro así que gracias por la reseña :D

Besitos ^^

Sandry dijo...

¡Hola!
Soy nueva por tu blog^^
Siempre he querido leer algo de Amy Tan!

Besos

Mientras Leo dijo...

No soy yo muy fan de Amy Tan quizás porque me estrellé con mi primer intento y no remonté.
Besos

Lesincele dijo...

Sólo he leído una vez a la autora y la disfruté así que me la apunto
Un beso!

Solita dijo...

Tengo muchas ganas de seguir leyendo a Amy Tan después de haber leído La hija del curandero. Mientras leía tu reseña me dije que esta probablemente sea una lectura que haré para reencontrarme con esta autora (todo está en que encuentre su novela en alguna librería de mi ciudad)
El resumen y tu reseña me dicen que disfrutaré de su lectura.
Bss.

LadyIsabella dijo...

Hola guapa, no he leído nada de la autora y la verdad es que me has picado la curiosidad con este libro, el cual parece muy interesante y me ha atraido después de leer tu opinión, así que lo tendré en cuenta.
Un beso y nos leemos.

raquel campos dijo...

Hola corazón, me encanta esta autora. Yo la descubrí con Viento del este, viento del oeste y me encantó su pluma. Gracias por recordármelo.

Un abrazo!!Besos!!

ROOS DISEÑOS dijo...

Hooooola!!! Pasé por tu otro blog y leí el tema de tener más de uno. Que si lo sabré yo jaja y como te entiendo!!! Lleva tiempo y dedicación ya que uno si lo hace lo quiere hacer como corresponde y da trabajo y lleva tiempo y energía que a veces nos falta.
Gracias por visitarme! Eres una de las amigas blogueras de años que no nos conocemos personalmente pero que siempre te sentiré como amiga! Sé que si te necesito estarás siempre presente y yo también para vos.
Yo sigo haciendo lo que amo y junto a mis seres queridos. Para vos mi deseo es que disfrutes de unas bellas fiestas y que el año que viene sigas cosechando éxitos!!!
Abrazote grande!!!
Roos

Miss Bridgerton dijo...

Hola guapa,
No conocía la novela, pero según cuentas esconde una trama interesante, por lo que la apuntaré en mi lista de pendientes, cada vez más larga si eso es posible.
Besos y nos leemos.

FlordeCereza dijo...

Hola, creo que puede estar bien por lo que me la llevo anotada.
Un beso y nos leemos.

Tatty dijo...

Es una autora que me gusta y esta novela no la he leído así que me la llevo bien anotada
Besos

lecturina love dijo...

Hola Claudia solo he leído "El club de la buena estrella" pero éste ya me lo han recomendado en varias ocasiones, y aunque el otro fue una lectura irregular, seguro que le daré otra oportunidad a la autora. Gracias por la reseña.

Anuca dijo...

De ella me leí La hija del curandero y no me importaría repetir. Este título parece interesante así que lo tendré en cuenta.
Un besin